Está en: Inicio > TURISMO Y OCIO > Productos Agroalimentarios

Productos agroalimentarios

La gastronomía de Soto y Amío participa del arraigo por la tierra que sienten sus gentes. Al igual que el resto de la cocina tradicional de la montaña central leonesa, es la nuestra una cocina sencilla y sobria, pero bien sazonada y sabrosa. O sea, cocina "de pueblo", nada más y nada menos, basada en la calidad de sus productos y en el esmero en su preparación.

De esta buena tierra se obtienen buenos frutos, no sin el esfuerzo necesario para superar los rigores del invierno y las características del terreno. Patatas, berzas, garbanzos, arvejos, todos ellos son el ingrediente fundamental de espléndidos cocidos y potajes, en donde no pueden faltar todo tipo de carnes frescas y curadas. Estas merecen una mención aparte, pues en la zona se producen, tanto a nivel particular como comercial, excelentes embutidos (principalmente chorizo, salchichón, jamón, lomo, cecina y llosco) siguiendo procesos tradicionales y artesanos de curación, que hacen resaltar la calidad de la materia prima y les aportan evocadores aromas y sabores.

La tierra también nos ofrece el trigo y el centeno que los hornos devuelven convertidos en sabroso pan, manjar indispensable en nuestras mesas y que a menudo es acompañado de dos complementos perfectos, queso y miel, elaborados en nuestra tierra por manos artesanas.

Otras veces estos cereales se transforman en deliciosas especialidades de panadería (empanadas y picas) y repostería (pastas, bizcochos, y mazapanes) que en todo momento apetecen. Si nuestros ríos ofrecen excelentes ejemplares de trucha, los montes y vegas que forman nuestra tierra ofrecen abundante alimento para que la carne de los animales que allí pastan (vacas, ovejas y cabras) destaque por su calidad y su sabor, ya sea guisada lentamente en buenos fogones o asada en veteranos hornos, donde se impregna del delicioso aroma de la leña de roble.

Además, como en el resto de la montaña leonesa, en los pueblos de Soto y Amío se pueden degustar sabrosas calderetas - de cordero, de cabrito, e incluso de jabalí - que nos trasladan a tiempos pasados, en los que pastores y rebaños buscaban frescor en nuestras tierras en verano y en los que los cazadores propiciaban largas veladas y "calechos" frente al fuego en el invierno. Este modesto guiso de carne y hortalizas, aderezado con aceite, sal, pimentón y laurel, se vuelve exquisito cuando se hace a fuego lento, a ser posible de leña, con paciencia y en buena compañía.

Sede Electrónica Tablón de Anuncios Portal Transparencia

ACTIVIDADES Y EVENTOS

TELÉFONOS DE INTERÉS

  • Ayuntamiento: 987 581 554
  • CEAS La Magdalena: 987 581 596
  • Asociación Cua...: 987 581 666
  • Centro de Salu...: 987 581 373
  • Colegio Públic...: 987 581 177
Más teléfonos
Financiación